.

.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Dime que me odias aunque sea mentira


8 comentarios:

  1. ¿Qué parte del no, eso NO, no se entiende?...

    ResponderEliminar
  2. Ya que lo pides:
    Te odio
    Te odio
    Te odio
    Te odio

    ResponderEliminar
  3. Del no al odio hay un puente excesivamente corto y peligroso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. No era una cuestión de odio. Era una posición estratégica.
    saludos.

    ResponderEliminar
  5. NO ES NO, y no tiene nada que ver con el odio.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, Carlos, es un no lleno de síes...¿serás el único que lo ha notado?
    Besos.

    ResponderEliminar