.

.

martes, 28 de enero de 2014

Los argentinos



Pasándome de rosca…

Los argentinos tienen fama de teóricos, de retóricos, de elocuentes, de grandilocuentes, de discursivos… Para ellos (dicen) el don de la palabra es esencial; si pegan la hebra pueden estar horas y horas platicando. Son muy buenos oradores (dicen), les encanta toda actividad literaria. Rizan el rizo con las palabras; hacen juegos florales-verbales… están hechos de palabras (dicen). Son psicólogos, psiquiatras,, sociólogos, son logos de la psiquis; psicolingüísticos … hablan, hablan y hablan. Hablan muy bien (dicen). Pero…¿Quién les escucha? Los argentinos no pueden ser; ellos están tan entretenidos en expresar sus ideas...


14 comentarios:

  1. Todos los países tienen su leyenda urbana.

    ResponderEliminar
  2. Pero si somos todos argentinos !!!.

    Saludos Clarodecir

    ResponderEliminar
  3. El resto también hablamos demasiado y la mayoría de las veces, los únicos que escuchan somos nosotros mismos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Conozco personas capaces de mantener una conversación, con pausas y cambios de tono, se pueden pasar un buen rato (lo que dure el trayecto del viaje, por ejemplo) charlando animadamente. CADA UNA DE UNA COSA DIFERENTE.
    Y en relación a tu entrada pienso que los argentinos son argentinos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. http://topsecret747.blogspot.com.ar/2014/01/que-pais-generoso.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. es por eso que en Argentina hay tanto twitter :P

    ResponderEliminar
  7. Rick, lo he leído. Muy interesante tu artículo sobre Argentina. Has arrojado un poco de luz a mi corto entendimiento. En realidad, también yo hablo por hablar
    Un comentarista, jaal, ha dicho que todos somos argentinos, jaja, en la bloggosfera sí; unos más que otros...tú eres de comentarios largos, me ha parecido, y no eres el único. Y no sé si agradecerte lo aséptico que has sido aquí,

    Saludito.

    ResponderEliminar
  8. A Valdano lo conocemos muchos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Una conclusión evidente, y me ha extraído una carcajada.
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  10. Me ha echo gracia lo que dices...pero es que yo creo que todos tenemos algo de argentinoss digo jejeje.
    De todas formas mi vecino es argentino y digo que habla y habla y habla y no se le acaban las pilas.
    Ya lo vemos y siempre tenemos prisa...
    Besitosss

    ResponderEliminar
  11. Los argentinos, y tantos que no lo son, piensan hacia afuera. Inundan con sonidos los espacios de conversación y nos llenan de sus ecos al ponerles voz.

    Me encantó la foto de la entrada, y el texto no se queda atrás.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Qué familiar me resulta tu imagen de portada...
    A mí me gusta el hablar argentino, pero bueno... no sé si he pillado muy bien el sentido de tu entrada. Quizá no vaya por ahí la cosa.

    Un beso entre amapolas

    ResponderEliminar
  13. Hermosa foto.
    Duda: argentinos o porteños?
    No se si lo de hablar tanto es sólo una costumbre nacional.
    Lo que si estoy seguro es de la criollísima virtud de opinar sobre cualquier tema, aunque se lo desconozca en absoluto (fineza por mandar fruta).

    ResponderEliminar
  14. Yo soy argentino, (y a mucha honra), y no soy de hablar mucho, pero comparto tu escrito. Tengo amigos que hablan y hablan y hablan... ¿Como puede ser que una persona ose hablar tanto sin parar? ¿Como? Jajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar